Recetas Caseras

Pizza barbacoa casera

Receta fácil

Pizza barbacoa

Ingredientes para para 2 pizzas redondas

  • 300 gr de carne picada (200 gr de ternera y 100 gr de cerdo).
  • 1 pechuga de pollo.
  • 100 gr de bacon.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 cebolla.
  • 250 gr de queso mozzarella.
  • Tomate frito o salsa de tomate.
  • Aceite de oliva y sal.
  • Para la masa de pizza:
    • 300 gr de harina de fuerza (más o menos unos 3 vasos de agua de 200 ml, aunque si puedes pesarla, mejor).
    • 7 gr de levadura fresca.
    • 1 cucharadita de sal.
    • 15 gr de aceite (un par de cucharadas).
    • 200 ml agua (1 vaso).
  • Para la salsa barbacoa (con estas cantidades obtienes unos 300 gr de salsa, tienes suficiente para ponerle a la pizza toda la que quieras, y seguramente te sobre un poco):
      • 2 cebolletas (o en su defecto, una cebolla de tamaño medio).
      • 2 cucharadas soperas (en adelante c/s) de azúcar moreno.
      • 2 c/s de salsa Perrins (se puede sustituir por salsa Worcestershire).
      • 1c/s de pimentón dulce (o si lo prefieres, pimentón picante).
      • 1c/s de mostaza (lo ideal es utilizar mostaza a la antigua, ya sea triturada o en grano).
      • 2c/s de miel (lo ideal es una de miel común y otra de miel de caña).
      • 2 c/s de ketchup.
      • 200 gr de salsa de tomate (mejor si es casera) o tomate natural triturado.
      • 1 c/s de salsa de soja.
      • 4 c/s de vinagre.
      • 1 c/s de aceite de oliva.
      • 7-8 gotas de tabasco (opcional, y la cantidad puedes echarla al gusto, ve probando la salsa).
      • Pimienta negra molida y sal.

Pasos para la elaboración

Prepara la masa casera (en caso de que no la hayas comprado ya preparada). Puedes elaborar una masa de pizza fina o esponjosa, elige la receta que prefieras, aunque para este tipo de pizza con tantos ingredientes, te recomiendo la esponjosa.

Mientras la masa está en reposo y fermentando, puedes comenzar a preparar el resto de ingredientes, y comenzaremos con la salsa barbacoa. Aquí te hacemos un resumen de nuestra receta:

    1. Lava las cebolletas, elimina la parte verde y las raíces, y pícalas muy finitas. En una sartén con el aceite de oliva y fuego medio-bajo, echa la cebolleta y un poco de sal, y póchala durante unos 10 minutos, que no llegue a dorarse.
    2. Añade el azúcar moreno y remueve un par de minutos. Echa también la salsa de tomate y vuelve a remover durante 2 minutos.
    3. Añade el resto de ingredientes: la salsa Perrins, el pimentón dulce (o picante), la mostaza, la miel, el ketchup, la salsa de soja, el vinagrepimienta negra molida al gusto y el tabasco (opcional, solo si quieres darle un toque picante).
    4. Deja que se cocine todo a fuego lento durante 5 minutos, removiendo de vez en cuando y procurando que no se te pegue. Prueba la salsa para rectificar su sabor y que quede a tu gusto.

Seguimos con la elaboración del resto de ingredientes. En una sartén antiadherente con un poquito de aceite y fuego medio, echa la carne picada y un poco de sal, y ve picándola con una paleta de cocina. Deja que se vaya haciendo durante unos 5 minutos.

Pela la cebolla y córtala en tiras finitas. Lava el pimiento verde y pícalo pequeñito. Añade tanto la cebolla como el pimiento a la sartén y revuélvelo todo, que se vaya cocinando poco a poco.

Pica la pechuga de pollo muy fina y añádela también a la sartén. Espolvorea un poco de sal por encima y revuelve bien.

Al cabo de unos 5 minutos, cuando la carne esté prácticamente hecha, incorpora la salsa barbacoa (la cantidad que prefieras, reservando un poco para añadir a la pizza por encima) y remuévelo todo bien durante un par de minutos. Reserva.

Cuando tu masa de pizza esté lista y estirada sobre papel de horno, precalienta el horno durante unos 10 minutos a 200ºC y comienza a montarla.

Sobre la base de pizza, echa tomate frito al gusto, cubriéndola por completo.

Vierte encima el resto de ingredientes que has cocinado en la sartén: la carne, las verduras y la salsa. Repártelos bien por toda la superficie.

Corta el bacon el tiras finitas y colócalas encima.

Ralla el queso mozzarella y cubre la pizza. Pon por encima la salsa barbacoa que te ha sobrado, al gusto.

Mete la pizza en el horno sobre una rejilla con el papel de horno a altura media durante 10-12 minutos, hasta que el queso y la masa empiecen a dorarse.